Abogada | Mediadora

Resuelve tus conflictos
tomando decisiones conscientes

Lourdes
Fernández
Manzano

Abogacía del cuidado.
Abogada, mediadora y asesora de familias y personas en relación.

Estrategia

Estudio tu caso y te planteo tu estrategia.

Asesoramiento

Te acompaño y asesoro evitando ir a juicio.

Acuerdo

Tratamos de llegar a un acuerdo con la otra parte.

Tranquilidad

Sigues con tu vida con tranquilidad.

Formación

Aprender sobre mediación es aprender a trabajar el Derecho desde una perspectiva pacificadora.

La manera de ejercer el Derecho por la abogacía lleva años siendo casi inamovible. A los que nos apasiona nuestra profesión nos apena profundamente que el litigio y la lucha en un juicio se hayan convertido en lo esperado por todas las partes.

Sé que hay otra forma de trabajar como abogados, porque llevo muchos años ejerciendo como mediadora y obteniendo buenos resultados:

Impacto mínimo en la vida de los clientes.

Empoderamiento y consciencia en la toma de decisiones.

Ahorro en costes, tanto económicos como emocionales.

La satisfacción de que como profesional has ayudado de la mejor de las maneras.

Si quieres que tus socios, alumnos, trabajadores…conozcan cuáles son las ventajas de esta forma diferente de trabar desde la visión de promoción del diálogo y la mediación y las apliquen puedes contar conmigo como:

Docente en diversas asignaturas de Másteres de Derecho.

Profesora en cursos de mediación.

Ponente en conferencias sobre mediación y diálogo.

Estas son las universidades y entidades que han confiado en mí como formadora y ponente:

gestion

Asesoramiento

Estar legalmente asesorado hace que tu vida sea más segura.

Un problema con el seguro, un accidente de tráfico, una herencia, un problema con tu empresa, una disputa vecinal…. La vida está llena de pequeños o grandes baches en los que desconoces las implicaciones prácticas y legales de ese problema y por tanto no sabes cómo actuar.

Acudir a un abogado siempre cuesta, en todos los sentidos. No sabes a quién contratar, hay muchas especialidades y términos que desconoces (civil, penal, contencioso-administrativo…), no sabes cuánto te va a cobrar… Tú solo quieres saber qué pasos dar y cómo proceder para salir de esa situación lo mejor posible.

Por este motivo he creado mi BONO DE ASESORÍA. Durante un año cada vez que tengas cualquier problema legal, sea del tipo que sea, solo tienes que levantar el teléfono y llamarme. Escucharé tu situación y te responderé a tus dudas. Si el caso requiere un mayor estudio, trazaré una estrategia personalizada para ti y te la presentaré en pocos días.

Te escucho en profundidad

Como tu abogada gestiono tu problema consciente de la importancia que realmente tiene para ti.

Si necesitas mis servicios es porque estás en una situación delicada. Habitualmente, vemos estos momentos solamente como una preocupación legal a resolver. Pero realmente van mucho más allá. Sé que lo estás pasando mal, que necesitas que esto se resuelva bien y continuar con tu vida.

Por eso me comprometo contigo no sólo profesionalmente, sino también a un nivel personal y humano. Te escucho en profundidad, comprendo tu situación y pongo todo mi conocimiento como abogada y mediadora a tu servicio.

Para mí no eres sólo un número en mi agenda o un expediente puntual. Eres una persona a la que voy a cuidar desde el principio hasta el final del proceso de solución de tu problema.

Abogada-acuerdo entre abogados

Existe una forma mejor

Los acuerdos te aportan bienestar emocional y económico

Durante mi carrera profesional como abogada y mediadora he descubierto las enormes ventajas que tiene llegar a un acuerdo.

¿Y si te dijera que sea cual sea tu problema puedes resolverlo de una forma mejor que yendo al juzgado?

Un juicio significa reducir tu problema a unos minutos de una especie de “teatro” y delegar las decisiones más importantes de tu vida en un juez que no te conoce de nada y está saturado de trabajo. Además, la incertidumbre de no saber: cuánto dura el proceso, cuánto cuesta y si el resultado final será satisfactorio. Sin duda un precio a pagar muy alto a nivel emocional y económico.

Sin embargo, cuando resuelves un conflicto mediante el diálogo (negociación o mediación) todo cambia:

Estás siempre bien asesorado y das pasos seguros.

Eres parte activa en el proceso, liderando tu propia vida.

Alcanzas un acuerdo justo.

Evitas el malestar de luchar contra alguien.

Separ-arte

Separ-arte de mutuo acuerdo te cambia la vida, y sobre todo la de tus hijos si los tienes.

Todos pasamos momentos difíciles y dolorosos en la vida y en el caso de tomar la decisión de separarte estás sin duda viviendo uno de ellos.

Muchos abogados, por el condicionamiento de una cultura legalista y adversarial, pueden ver a tu expareja como un adversario.

Pero cuando una relación de pareja se rompe no significa que haya que romper con todo, algo que además es imposible si hay hijos en común.

De ahí el nombre Separ-arte, porque resolver esta situación de forma adecuada es todo un arte, y lo puedes conseguir. Cuento con la colaboración de un compañero psicólogo para ello. Os ayudamos a hacer el tránsito hacia una organización familiar por separado y llegar a un acuerdo responsable y equilibrado sin que un juez decida por vosotros. Porque no os conoce ni tampoco conoce vuestra situación familiar.

Cuando decides Separ-arte de mutuo acuerdo el proceso es más llevadero y seguro:

Exponéis vuestra situación y os acompañamos a nivel legal y emocional.

Evitamos desde el principio malentendidos para promover vuestro bienestar.

Abordamos responsablemente los problemas actuales y retos futuros.

Os ayudamos a llegar a un buen acuerdo para los dos y vuestros hijos si los tenéis.